sábado, 17 de noviembre de 2007

Indeterminación #389 - Mecánico


El pequeño hombre mecánico se propulsó hasta el escritorio y alzó la vista hacia la funcionaria. La observó durante unos instantes, como si la estuviera inspeccionando, y después rompió el silencio.
-¡Busco trabajo! -dijo, alzando su voz mecánica hacia ella.
-¿Habilidades? -solicitó ella laconicamente, no sin cierto aburrimiento.
-Soy excelente ensamblando.
-¿Mecanismos?
-No, poemas. Poseo un completo sistema de circuitos creativos. Imaginario aleatorio. Ensamblo las palabras de forma que estimulan las ondas cerebrales humanas.
-¡Ja! -exclamó ella, con una pizca de maldad en su voz-. ¡Todo el mundo quiere ser creativo! Te daré el puesto de ingeniero de iluminación, un tornillo en una bombilla -Y se rió de nuevo, algo más fuerte esta vez.
-Eso está por debajo de mi dignidad -musitó el pequeño hombre mecánico.
-¡Acéptalo! -aulló ella veinte decibelios por encima de su capacidad de proceso- ¡Es lo mejor que voy a ofrecerte!
Y sin esperar respuesta, se apoderó del teléfono, marcó un número y dijo:
-Tengo un nuevo robot para usted.
Volviéndose hacia el pequeño hombre mecánico gritó:
-¿De acuerdo?
-Oh, no, esto nunca funcionará -dijo el pequeño hombre mecánico para sí mismo-. Demasiada empatía. Tendré que desmontarla y comenzar de nuevo. No es fácil construir autómatas para la oficina de desempleo.

Translated from the English by Santiago Eximeno in Ediciones Efímeras